virus zika en brasil

La infección por Virus Zika en Brasil se está convietiendo en un problema más que serio, se suceden los casos de embarazadas infectadas que tienen niños con microcefalias y la OMS incide en la importancia de la prevención.

Brasil es el país en el que comenzó la actual “epidemia” por virus zika, y es también el país en el que más estragos está causando el mosquito Aedes Aegypti con la propagación del virus zika. Los primeros casos se dieron ya hace unos meses y en las últimas semanas se multiplican los casos.

Especialmente preocupante es la cifra de casos de microcefalias, niños que vienen al mundo con este trastorno neurológico, relacionado con la infección de virus zika en mujeres embarazadas. En la última semana el caso de microcefalias ha aumentado un 15% por lo que el número de bebés nacidos en Brasil en los últimos meses con microcefalia supera los 4.000.

Por tanto la relación entre la infección en embarazadas y el desarrollo de malformaciones, está clara. También se estudian otras vías de contagio. Se ha registrado un caso en Reino Unido de un hombre adulto infectado en 2014 en la Polinesia Francesa, que dos meses después de haber dejado de sentir los síntomas, aún tenía restos de virus zika en el semen, por lo que la vía sexual sería otra vía de contagio.

Por otro lado y a pesar de la grave crisis que se vive en Brasil con el virus zika, la Organización Mundial de la Salud ha elogiado la gestión del problema por parte de las autoridades brasileñas. En concreto ha sido su directora, Margaret  Chan, la que mostró satisfacción por el “nivel de compromiso, competencia, coraje y trabajo en comunidad”, en la gestión del trabajo contra la epidemia que ha generado un estado de alarma internacional especialmente por su relación con el aumento de la microcefalia en recién nacidos.

La OMS recomienda, especialmente a las mujeres embarazadas, no viajar a Brasil a no ser que sea estrictamente necesario. La infección por Virus Zika la transmite un vector, el mosquito Aedes Aegypti, que ha pasado de vivir en África de manera natural al sur de América.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Tratamiento para el virus zika

 

Actualmente no existe un tratamiento para el virus Zika, de manera específica. De hecho tampoco existe una vacuna, pero las autoridades sí recomiendan una serie de medidas de prevención, importantes especialmente para las embarazadas.

La infección por virus Zika no deja de crecer y de extenderse por Europa. En España se suceden los casos y las autoridades advierten a las mujeres embarazadas del riesgo de viajar a los países en los que la infección por virus Zika se ha convertido en una pandemia.  De hecho recomiendan no viajar a no ser que sea totalmente necesario.

Los síntomas del virus Zika son similares a los de una gripe, por lo que el tratamiento para la infección por virus Zika es también similar. Fiebre, malestar general, requieren de reposo, de ingesta de líquidos, de ciertos medicamentos para bajar la temperatura corporal y de paciencia. En algunos casos la infección por virus Zika se puede complicar dando lugar a problemas relacionados con el sistema neurológico, pero son casos excepcionales. Sí que hay más riesgos en las mujeres embarazadas , ya que han sido contrastados numerosos casos de microcefalias en bebes cuyas madres habían sufrido una infección por virus Zika durante el embarazo.

Actualmente no existe ninguna vacuna contra el virus Zika, y la OMS considera que el desarrollo de una está aún lejos. Por eso las autoridades sólo pueden recomendar precaución y ofrecer un tratamiento para la infección por virus Zika, basado en el reposo, una buena alimentación, muchos líquidos y algún medicamento específico en función de las dolencias del paciente. El tratamiento para la infección del virus Zika será siempre dispensado por un especialista y el mismo realizará el seguimiento y será el encargado de dar el alta cuando los síntomas remitan. El tratamiento para la el virus Zika puede incluir también infusiones y algunos de los remedios caseros habituales para luchar contra la gripe.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Virus zika en el semen

 

El virus Zika puede permanecer en el semen de un infectado hasta dos meses después de que hayan desaparecido los síntomas de la infección, según han confirmado fuentes oficiales británicas.

La semana pasada salió a la luz pública un informe de investigadores británicos que apuntaban que un hombre de 68 años, infectado en la Polinesia Francesa en 2014, presentaba restos positivos del virus hasta 62 días después de que los síntomas de la infección hubieran desaparecido. Estos restos fueron recogidos de una muestra de esperma.

Los expertos explican  que este descubrimiento señala una transmisión prolongada del virus por vía sexual, algo que debe ser tenido en cuenta a la hora de establecer los actuales métodos de transmisión en el contexto en el que nos encontramos de crisis mundial.

Desde EE.UU. en la última reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, los expertos han manifestado que realmente no se sabe el tiempo que puede permanecer el virus Zika en el semen o en otros fluidos, por lo que hay que estar alerta a otras formas de transmisión. A raíz de esta reunión y de estos nuevos hallazgos, en EE.UU. comenzarán estudios para conocer los tiempos de supervivencia del virus en sangre, semen y demás fluidos.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Virus Zika y microcefalia

La infección del virus Zika está relacionada con un gran número de casos de microcefalia, bebés que nacen con este defecto genético a causa de que sus madres fueron infectadas durante el embarazo. Hablamos de la relación entre Virus Zika y microcefalia.

La ciencia define la microcefalia como una afección por la cual la cabeza de una persona es mucho más pequeña de lo normal para otras personas de su misma edad y sexo. Esto se debe a que el cerebro no crece hasta alcanzar un tamaño normal, y es el tamaño del cerebro el que determina el tamaño final del cráneo. El crecimiento del cerebro se produce en el útero materno y también durante el periodo de lactancia.

Algunas patologías pueden ser causantes de la microcefalia, como el Síndrome de Down, el Síndrome de Cornelia Lange, Trisomía 18, Trisomía 21, y en menor medida otras enfermedades como la rubeola congénita o la toxoplasmosis congénita.

La actual crisis global por infección de virus Zika también está íntimamente relacionada con la detección de un gran número de casos en países como Brasil, donde en los últimos meses se han dado 4.783 casos de microcefalia.


Desde el pasado mes de octubre, las autoridades sanitarias brasileñas han registrado 76 “muertes” por microcefalia y otras alteraciones del sistema nervioso incluyendo tanto a recién nacidos como a fetos que sufrieron abortos espontáneos.

La infección por Virus Zika y la microcefalia se da sobre todo en la zona más pobre del país, en el noreste, donde hay un 82% de los casos que se han notificado a las autoridades. En la ciudad de Río de Janeiro, donde se celebrarán los Juegos Olímpicos este verano, se han registrado ya dos casos por microcefalia y un total de 196 pacientes siguen siendo investigados. Parece más que evidente la relación entre el Virus Zika y microcefalia

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

virus zika embarazada

Las autoridades sanitarias españolas aconsejan a la población extremar las precauciones ante la situación actual de avance de la infección por virus Zika. La enfermedad que transmiten estos mosquitos no es mortal ni de gran riesgo, sin embargo en ciertos grupos de riesgo sí puede entrañar peligro, como es el caso de las embarazadas.

 

El virus Zika lo transmite el mosquito Aedes, transmisor también de otras enfermedades como fiebre amarilla, dengue o fiebre de Chikungunya, enfermedades que hasta hace unos años sólo se localizaban en el África Subsahariana, y que sin embargo ahora se han extendido por todo el continente americano. El año pasado surgió un brote muy importante en la zona norte de Brasil y desde entonces la infección de virus Zika no ha hecho más que extenderse.

Los síntomas son similares a los de una gripe, pero pueden complicarse en grupos de riesgo. Tal es así que las autoridades sanitarias han pedido a las embarazadas que extremen las medidas de precaución, porque sí se ha estudiado la relación entre virus zika y enfermedades congénitas en el feto.

Las recomendaciones que realizan las autoridades para las embarazadas son las siguientes:

-No viajar, a no ser que sea absolutamente necesario, a zonas de riesgo como son las zonas del sur de EE.UU, Latinoamérica y en especial Brasil.

-Si se ha viajado a una de estas zonas de riesgo y se manifiesta un cuadro de fiebre, acudir cuanto antes al Hospital.

-Si se viaja a zonas de riesgo, utilizar repelentes aptos para embarazadas.

El Zika afecta ya a  22 países americanos y ha obligado a los Gobiernos de la región a tomar medidas extremas, como Brasil y República Dominicana, que han desplegado fuerzas militares para contener al mosquito transmisor de ese virus, del dengue y del chikunguña, así como de la fiebre amarilla.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la rápida propagación del virus por América se debe a que la población no había estado expuesta al zika y por lo tanto carece de inmunidad; además el mosquito Aedes aegipty está presente en todos los países de la región, a excepción de Canadá y Chile continental

 

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Mosquito del virus zika

El mosquito del género Aedes es el conociodo como mosquito del virus zika, los unicos que transmiten a través de su  picadura el virus Zika, también conocido como ZIKAV o ZIKV, una infección que se expande sobre todo en Latinoamérica y que ha llegado ya a Europa.


En los últimos meses comienza a sonar muy a menudo el nombre de un virus que hasta hace poco era prácticamente desconocido. Fue en 1947 cuando se diagnosticó el primer caso y durante años ha estado silenciado, hasta que ha resurgido el último brote, en febrero de 2015.

Fue en esta fecha cuando las autoridades brasileñas comenzaron a investigar un nuevo brote de sarpullidos y erupciones en la piel que afectaba a seis estados en el noreste del país. En la actualidad encontramos ya casos en Europa.

El mosquito


El Aedes aegypti es el mosquito también que transmite la fiebre amarilla. Pertenece al grupo de los culícidos y es portador del virus del dengue, del chikunguña y también es el mosquito del virus Zika.

Es similar a la gran mayoría de mosquitos zancudos aunque es cierto que presenta unas marcas blancas que lo hacen diferente. Su hábitat más frecuente son los trópicos. Así lo encontramos en los estados del sur de EE.UU, como puede ser Florida, en toda América Central y en el sur del continente.

Este mosquito fue descubierto en un principio como agente trasmisor de la fiebre amarilla por el reconocido científico cubano Carlos Juan Finlav, que lo estudió y presentó sus resultados en la Conferencia Internacional de Sanidad que tuvo lugar en Washington DC, el 18 de febrero del año 1881.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que esta especie de mosquito causa al año 50 millones de infecciones y un total, ni más ni menos, que de 25.000 muertes al año (por todas las infecciones que causa, no sólo por la infección de Virus Zika).

No existe ni vacuna ni fármaco para la prevención y el tratamiento de la infección por virus Zika, pero las autoridades sanitarias sí recomiendan usar repentes que contengan N N-dietilmetatoluamida, considerado a nivel mundial el mejor repelente para este tipo de mosquito (Aedes aegypti).

El mosquito Aedes aegypti es predominantemente diurno, aunque puede alimentarse durante todo el día, pero es más frecuente que lo haga más al amanecer y al atardecer, que son los momentos en los que suele picar. Es más habitual encontrarlo en lugares donde hay agua estancada como sumideros, recipientes descubiertos con agua, tiestos de macetas, etc.

La infección se transmite a través de la picadura de los mosquitos del género Aedes, especialmente el Aedes aegyti y son muy habituales de las zonas tropicales. Otros mosquitos que también pueden transmitir el virus Zika, son los Aedes Africanus, Aedes apicoargenteus, Aedes hensili, Aedes vitattus, Aedes luteocephalus.

A pesar de que la principal vía de transmisión es mediante la picadura del mosquito, sí que se han detectado casos confirmados de infección de virus Zika mediante trasmisión sexual e incluso mediante transmisión vertical vía perinatal, pero son casos muy poco o nada frecuentes.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Síntomas del virus zika

Los síntomas del virus Zika aparecerán unos días después de haber recibido la picadura y se manifestarán durante al menos 48 horas hasta un máximo de una semana. Los síntomas más habituales son fiebre, dolor de cabeza, dolor articular, conjuntivitis y reacciones cutáneas.

Del virus Zika, hasta el 2007 sólo se habían descrito casos puntuales en algunos lugares de África y Asia. Sin embargo en la última década se ha expandido y actualmente estamos ante un nuevo brote. En España se han detectado ya tres casos: dos en Cataluña y uno en Valladolid.

La infección por virus Zika se produce tras haber recibido la picadura del mosquito Aedes spp. y según explica el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, la población española es susceptible y vulnerable a esta infección, aunque no supone ningún riesgo preocupante.

Los síntomas del virus Zika aparecerán unos días después de haber recibido la picadura y se manifestarán durante al menos 48 horas hasta un máximo de una semana. Los síntomas más habituales son fiebre, dolor de cabeza, dolor articular, conjuntivitis y reacciones cutáneas.

Los primeros días de la infección puede asemejarse a una gripe de lo cual podemos deducir que no deja de ser una enfermedad leve, aunque es cierto que se han conocido casos de personas infectadas con virus Zika que han desarrollado problemas neurológicos.

Son raros los casos de infección por virus Zika que se convierten en graves y requieren que el paciente sea hospitalizado, y las muertes son aún menos frecuentes, pero es importante hacer un seguimiento de la enfermedad, sobre todo en grupos de riesgo como pueden ser los niños, las personas mayores o las personas inmuno deprimidas.

En el caso de las embarazadas la situación es más complicada porque se asocia esta infección con un mayor riesgo de que el feto presente anomalías congénitas, por eso se recomienda a las mujeres embarazadas que no visiten zonas donde esta infección se trasmite más fácilmente, como Latinoamérica. En concreto, en Brasil, se han diagnosticado más de 4.000 bebés nacidos con microcefalia en los últimos meses.

El virus Zika lo trasmite el mosquito del género Aedes. Éstos se alimentan con sangre y cuando lo hacen de la sangre de una persona infectada por el virus, después cuando vuelvan a picar, trasmitirán probablemente el virus.

El virus Zika es similar al virus de la fiebre amarilla o del dengue. Los mosquitos del género Aedes son mosquitos zancudos activos sobre todo durante el día y que puede vivir tanto en zonas cerradas como abiertas.

Actualmente no hay ni vacunas ni fármacos para prevenir o tratar el virus Zika, pero sí existen una serie de recomendaciones básicas para sobrellevar lo mejor posible la infección por virus Zika.

Se recomienda descansar mucho, tomar líquidos para estar bien hidratado, fármacos como paracetamol que ayudarán a bajar la fiebre y a disminuir la intensidad de los posibles dolores de cabeza y dolores articulares. Los especialistas también recomiendan no tomar medicamentos como aspirina o ibuprofeno al menos hasta descartar el dengue por riesgo de sufrir hemorragias.

Es importante acudir al médico cuando comiencen los primeros síntomas, especialmente si se ha viajado a zonas de riesgo como Latinoamérica, en especial si se ha viajado a Brasil.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!

Virus Zika

El virus Zika comienza a extenderse por todo el mundo. Asistimos actualmente a un incremento del número de casos de infección por el virus Zika debido a la expansión del mosquito Aedes Spp. Este virus provoca un cuadro clínico febril que puede traer consigo complicaciones de abordaje más complejo, especialmente en mujeres embarazadas.


El virus Zika es un virus que pertenece a la familia de los flavivirus y se transmite mediante la picadura de un mosquito de la especie Aedes spp.

Al parecer el mosquito tigre es originario de Asia y después se introdujo en África en 1991, siendo detectado en 2007 en Gabón, donde su llegada ha contribuido, sin duda, al incremento de casos de Dengue, del virus Chikungunya y como muestra un estudio reciente, del virus Zika. La expansión geográfica de esta especie invasiva de mosquito tigre en África, Europa y en América deja entrever un riesgo de propagación de la fiebre Zika en el mundo. El virus fue aislado por vez primera en el año 1947 de la sangre de un mono Rhesus centinela que se encontraba febril durante un estudio de fiebre amarilla en el bosque de Zika, Uganda.




En base al área geográfica habría dos tipos distintos de virus, uno en África y otro en Sudeste Asiático y Región del Pacífico, provocando brotes en Nigeria (1971), Costa de Marfil (1999), Senegal (1993 y 2011), Uganda (1969-1970), Malasia (1969), Pakistán (1983), Camboya (2010), Tailandia (2013), Indonesia (1981, 2013) y en la Isla Yap (2007). El brote del 2013 es el segundo brote producido por el virus Zika que se identifica en la región del Pacífico. Actualmente asistimos al resurgimiento de un nuevo brote con un caso ya diagnosticado en España.

El cuadro clínico es similar al del dengue leve. El período de incubación en seres humanos varía entre 3-6 días, después del cual se desarrolla un cuadro de inicio agudo con exantema macular o papular (90%), fiebre (65%), artritis o artralgia (65%), hiperemia conjuntival (55%), mialgias (45%), cefalea (45%) y dolor retroocular (39%). La fiebre es leve y autolimitada, mientras que el “rash” cutáneo puede generalizarse y prolongarse hasta 14 días (media de 6 días).

Otros signos y síntomas incluyen astenia, anorexia (falta de apetito), vómitos, diarrea, dolor abdominal, constipación (estreñimiento) y edema (inflamación). No se requiere de hospitalización en la gran mayoría de los casos y no se ha reportado casos con de pronóstico infausto que provoquen aumento de la mortalidad por esta causa.

Sin embargo, sí que se ha reportado algún caso de Síndrome de Guillian Barré y otro tipo de complicaciones neurológicas (encefalitis, meningoencefalitis, parestesias, parálisis facial y mielitis).

No existe vacuna para este virus, y el tratamiento es de tipo sintomatológico. Su diagnóstico está basado fundamentalmente en la detección del RNA viral a través de PCR y secuenciamiento genético en la fase aguda de la enfermedad (3-5 días desde el inicio de signos y síntomas) o en las pruebas serológicas (detección de anticuerpos específicos IgM) con posible reacción cruzada con otros flavivirus.

Si te ha gustado, no dudes en compartilo!